Salud en Casa - Contáctanos: 99295-0635 - Salud en Casa - Contáctanos: 99295-0635

jueves, 29 de septiembre de 2016

Conoce los males cardiacos que puedes prevenir con un estilo de vida saludable

Médicos recomiendan evitar las grasas saturadas y el consumo excesivo de carnes rojas, sal y azúcar.

Peru21.pe.- Las enfermedades cardiovasculares son actualmente la primera causa de muerte en el mundo. Con 17.5 millones de fallecimientos anuales, ocasionan mucho más decesos que el cáncer (8 millones de fallecimientos) o la diabetes (1.5 millones de muertes). Sin embargo, aún no existe entre la población un adecuado conocimiento de las medidas de prevención para mantener un corazón sano.

Richard Soto, cardiólogo del Hospital de la Solidaridad, indicó que en el Perú la población mayor de 40 años presenta en su mayoríaenfermedades vinculadas al mal funcionamiento de las arterias coronarias, que son aquellas que se encargan de irrigar y llevar el oxígeno y los nutrientes al músculo cardiaco.
Sin embargo, también son muy comunes las arritmias cardiacas, que son alteraciones de la frecuencia o el ritmo cardiaco. “Nuestro ritmo cardiaco normal va a una frecuencia de contracción regular de 60 a 90 latidos por minuto, pero cuando hay una alteración, este ritmo puede ser muy lento o demasiado rápido, produciendo bradicardias o taquicardias”, dijo Soto.
El especialista mencionó que, dentro de las taquicardias, una de las más comunes es la fibrilación auricular, que está siendo considerada como la nueva epidemia de este siglo, debido a la alta incidencia de casos que presenta en el mundo.
“Este tipo de arritmia cardiaca es muy peligrosa porque suele formar coágulos dentro del corazón que luego migran a diferentes partes del cuerpo, como el cerebro, generando secuelas, como accidentes cerebro vasculares que pueden dejar a las personas hemipléjicas, postradas o sin capacidad de hablar”, manifestó.
También existe un tercer grupo de enfermedades de las válvulas o de la envoltura del corazón, que son menos frecuentes pero causan insuficiencia cardiaca, es decir que hacen que el corazón pierda la capacidad de bombear la cantidad de sangre que necesita el organismo para vivir.

Estilos de vida poco sanos


Soto explicó que según el tipo de enfermedad cardiaca que presente el paciente estas se pueden clasificar en congénitas, cuando se presentan desde el desarrollo del embrión; genéticas, cuando se trasmiten en los genes de los padres a los hijos; o adquiridas, que se presentan conforme la edad avanza y por los estilos de vida poco saludables.
El médico refirió que estas últimas son progresivas y pueden ocasionar un infarto. “Se trata de enfermedades degenerativas en las cuales las arterias se van llenando de grasa haciendo que el espacio para la circulación de la sangre se acorte y se vuelva estrecho, generando en la mayoría de casos un infarto agudo del miocardio”, explicó.
No obstante, este grupo de enfermedades del corazón son las que se pueden prevenir con hábitos de vida saludables.
En ese sentido, Soto recomendó reducir la ingesta de alimentos con gran cantidad de grasas saturadas y evitar el consumo excesivo de carnes rojas, sal y azúcar, ya que estos alimentos podrían afectar la función metabólica y aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas.
También indicó que, de presentarse un infarto al miocardio es importante buscar la atención del paciente inmediatamente y de preferencia dentro de las 12 horas de ocurrida la emergencia, pues el infarto implica la obstrucción de las arterias coronarias, es decir que el corazón se queda sin oxígeno y sus células van muriendo de a pocos.
“Felizmente ahora la ciencia ha avanzado y contamos con mecanismos para tratar estos casos: el primero es con fármacos que disuelven los coágulos y el segundo a través de un procedimiento invasivo mediante el cual se abre la arteria a través de un catéter”, detalló.
Con esta intervención la mortalidad por infartos se ha reducido del 50% a menos del 5% de pacientes, pero todo depende de la rapidez con que se llegue a la emergencia, recalcó.

Sobrepeso y obesidad


El cardiólogo Bristan Maraza explicó, asimismo, que el sobrepeso y la obesidad, así como el sedentarismo, y el tabaquismo también son factores que incrementan el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, las enfermedades crónicas, como la hipertensión arterial, diabetes o el colesterol elevado. Por ello recomendó mantener un buen control de estas enfermedades.
“Los pacientes hipertensos y los diabéticos son los más propensos a padecer de problemas cardiacos, pero no solo ellos, también en general los varones después de los 40 años y las mujeres después de la menopausia, debido al bajo nivel de estrógenos”, enfatizó.
Para mantener el corazón sano, la nutricionista de Solidaridad Salud, Nefi Mendoza, recomendó consumir una dieta rica en vegetales, frutas, cereales y pollo o pescado.
“La carne roja debe ser ocasional y de preferencia que sea magra. Y esto debe de ir acompañado de actividad física, al menos 30 minutos constantes tres veces por semana puede ser suficiente”, anotó.
Los médicos advirtieron que, si una persona siente dolor en el pecho asociado a un esfuerzo, fatiga o falta de aire, debe acudir de inmediato a un especialista para descartar una enfermedad del corazón.
Además indicaron que los varones mayores de 40 años y las mujeres mayores de 45 años se deben realizar chequeos periódicos para descartar alguna complicación cardiaca de manera temprana.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario