Salud en Casa - Contáctanos: 959034747 - Salud en Casa - Contáctanos: 959034747

jueves, 24 de noviembre de 2016

Más del 40% de episodios de violencia en casa ocurren ante los niños

Plantean crear partida especial para prevenir actos que afecten su integridad


Por : Karina Garay

Agencia Andina.- Urge incrementar en la Ley de Presupuesto de la República 2017 –que se aprobaría en los siguientes días– el recurso público para la atención a la niñez que sufre violencia física, psicológica y sexual, por medio de la creación de un programa presupuestal.

Así lo planteó Federico Arnillas, presidente de la Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza (MCLCP), institución que junto a Save the Children ha preparado una iniciativa legal –que se alcanzó a todas las bancadas y a representantes del Ejecutivo– para incorporar un programa presupuestal estratégico que involucre la prevención de la violencia, la recuperación y restitución de derechos de las víctimas y la sanción a los responsables.

“En este momento se sabe que en el gasto público en niñez se asigna 1.3 % al derecho de protección, pero las cifras son gaseosas. Hay estimados de lo que la Policía Nacional puede estar gastando, la Defensoría, los centros de emergencia, el Ministerio Público y, así, todos los sectores. Es urgente visibilizar los números; en qué se gasta, cuánto y quién lo gasta, y sobre esa base identiicar cuáles son las brechas de oferta”, manifestó.

Se aprende temprano

El pedido se sustenta en cifras enormes como dolorosas: el 73.8% de niñas y niños ha sido víctima de violencia física o psicológica de un familiar, y el 34.6% de adolescentes ha sido víctima de violencia sexual.

Consultado sobre el porqué de estos índices tan altos, Arnillas sostiene que la idea del hogar idílico no es real. 

“Más del 60% de los episodios de violencia doméstica ocurren en los primeros 5 años de convivencia de la pareja que, sin duda, tiene niños pequeños, y más del 40% de episodios de violencia suceden en presencia de los niños. La violencia se aprende muy tempranamente. Nunca preguntamos dónde se incubó y allí está la respuesta”, manifestó.

Ayuda para los adultos
 
María Villalobos, directora de Save the Children para el Perú y Ecuador, señala que se está pidiendo “que se cumpla la ley”.  "La norma que convierte en ley el Plan Nacional de Acción por la Infancia y la Adolescencia exige que se invierta en la prevención de violencia, y no lo estamos haciendo. Tenemos que actuar de acuerdo con la dimensión del problema, que es enorme, y no de aquí a 10 años, es ahora”, reirió. 

Demandó invertir, además, en programas que ayuden a los adultos a manejar su estrés y saber cómo tratar a los niños.

“Si los niños crecen en un ambiente violento y creen que quienes más los quieren los golpean porque así les hacen bien, y además el papá le dice al profesor: ‘Si mi hijo se porta mal, jálele la oreja nada más’, entonces piensan que eso es lo mejor. ‘Si mi mamá y mi papá resuelven los problemas golpeándome, yo también resuelvo mis problemas de la misma manera’. De no resolver esto, vamos a ser un país insostenible”, alertó.

La experta demandó que las autoridades actúen cuanto antes, destinando presupuesto para la prevención del maltrato en todas sus formas: físico, psicológico y sexual, ya que estamos en una carrera contra el reloj, porque la violencia deja huellas que pueden ser imborrables.

"Si un niño ha sufrido violencia en sus primeros 5 años de vida, así le pongas las mejores condiciones al sexto año, su cuerpo y su mente ya están marcados. Es como la desnutrición, revertirla es carísimo. Los niños desnutridos en sus primeros años de vida nunca van a desarrollar su cerebro como si hubieran estado nutridos. Un niño con violencia jamás va a ser libre, jamás va a ser un líder. Eso hay que pararlo”, demandó enfática.

Sin dinero, no hay nada

Para Federico Arnillas, lo que no está en el presupuesto público, no existe. 

“Hay un problema de coordinación interinstitucional. Cada institución maneja sus propias prioridades y no necesariamente están alineadas a las nacionales. Lo que se busca es poner el tema en el centro de la discusión. Tomar conciencia de las implicancias de la violencia para la sociedad y el hecho de que seamos permisivos con ella”, dijo.

Recordó que el Perú es modelo internacional en estrategias de intervención sobre infancia, sobre todo en la reducción de la desnutrición.

“Se han podido articular derechos, planes y presupuesto, así como mecanismos para el seguimiento del gasto. Eso hay que llevarlo ahora al campo de la protección. No podemos seguir en el modelo basado en ‘yo te pego y tú me obedeces’. Se generará una bomba de tiempo que incluirá a todos los estratos sociales en el Perú”.

Anotó que seguirán reuniéndose con las autoridades para lograr un código presupuestal que asegure la prevención del maltrato, porque el riesgo para los menores es enorme.

“Tendrán discapacidades, en el sentido más amplio del término, respecto a sus pares. Tendrán menos condiciones para un desarrollo pleno de su personalidad, se enfermarán más, tendrán problemas en sus procesos educativos, además de reproducir la violencia”, afirmó.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario