Salud en Casa - Contáctanos: 99295-0635 - Salud en Casa - Contáctanos: 99295-0635

lunes, 28 de noviembre de 2016

La ANA advierte: Hay crisis hídrica en norte y sur del país

Por déficit de lluvias. Autoridad Nacional del Agua señala que las precipitaciones se han reducido en los últimos cinco años. Senamhi confirma que reservorios tienen bajos niveles del recurso hídrico y que es probable que la ausencia de lluvias se extienda hasta enero. Situación afecta al consumo humano y al agro.


Por : Maricarmen Chinchay y Adriana Mayo

Diario La República.-Imagine que en el Perú se llegaran a aplicar cortes del servicio de agua potable de hasta 12 horas de forma periódica debido a la falta de este recurso. Pues bien, esa situación está ocurriendo ahora en Bolivia y nuestro país está cerca de vivir similar panorama si no se actúa pronto.


“Estamos en emergencia. Ya llevamos cinco años con déficit de lluvias porque el cambio climático es un hecho. Cada vez tenemos menos precipitaciones. La situación es crítica si analizamos el estado actual de los reservorios en el país; y las proyecciones nos dicen que los años siguientes seguirán siendo así”, asegura Abelardo de la Torre, jefe de la Autoridad Nacional del Agua (ANA).
De la Torre hace hincapié en que el problema de falta de agua es real, que no es un mito, y que se necesita conciencia sobre este problema para no llegar a la situación de la vecina Bolivia.

Déficit en el ande

Al consultar al Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), esta entidad informa que a la fecha toda la sierra del Perú ya sufre los efectos del déficit hídrico.
Waldo Lavado, director de Hidrología Aplicada del citado ente, explica que las zonas altoandinas de 19 regiones se están viendo perjudicadas con sequías de intensidad leve, moderada, severa y hasta extrema, según el periodo de medición que se elija (corto, mediano o largo plazo).
En la parte alta de Piura, Lambayeque, La Libertad, Áncash, Lima, Arequipa y Moquegua no se recibieron lluvias suficientes.
También Tacna, Cajamarca, Amazonas, San Martín y Huánuco. Incluso Pasco, Junín, Huancavelica, Ayacucho, Apurímac, Cusco y Puno recibieron en octubre último menor cantidad de lluvia de la que solían recibir para esas fechas. En la sierra norte y sur se obtuvo entre un 15% y 100% menos de precipitaciones normales (ver gráfico).

Crisis en reservorios

Los reportes del Senamhi se confirman con los bajos niveles de reserva de agua que presentan en este momento los reservorios de los departamentos de Lambayeque, Piura y Moquegua (solo 12%, 24% y 29,2% en Tinajones, Poechos y Pasto Grande, respectivamente).
Al no llover en la sierra, los embalses de la costa disminuyen. De los 700 embalses que tiene el Perú, los 60 más importantes se ubican en la costa del país.
“Ahora los agricultores son los más preocupados porque es tiempo del inicio de la campaña agrícola y resulta que el agua que hay es para atender el consumo humano”, señala De la Torre.
El funcionario agrega que si bien en esta época los reservorios no deben estar llenos, sí debería haber agua almacenada lo suficiente para el riego agrícola, pero no es el caso.
“Si las lluvias llegan a fines de diciembre, los reservorios empezarán a llenarse con las precipitaciones de temporada, pero ¿se imagina si se retrasaran?”, advierte el jefe de la ANA.
Si eso llegara a ocurrir, en definitiva ya no solo la actividad agrícola estaría en riesgo, también lo estaría la entrega del agua para consumo humano. Las empresas de saneamiento básico empezarían a aplicar restricciones en el servicio.

Hay mal uso del agua

En Bolivia, el presidente Evo Morales atribuyó públicamente la crisis actual al cambio climático; sin embargo, se supo que la principal causa de la emergencia en el país altiplánico radicó en el mal manejo que se le dio al recurso hídrico.
También influyó la ausencia de un plan de respuesta al problema que los registros técnicos anunciaron con anticipación.
Actualmente, los gobiernos regionales de Moquegua y Piura demandan al Gobierno Nacional atender su declaratoria de emergencia, pero la ANA ha detectado mal manejo del recurso.
“Existe un proceso sancionador en curso contra los administradores del agua de Moquegua. El siguiente departamento en ser sancionado sería Piura. Hemos detectado que fue descargada más agua de la que la autoridad recomendó. Eso no puede ocurrir”, señala Abelardo de la Torre.
La sanción será evaluada y puede ser de tipo económica, administrativa o penal, según amerite el caso.
Cabe indicar que recién desde el año pasado a la Autoridad Nacional del Agua se le concedió la facultad de sancionar a todo aquel actor que demuestre una irresponsable administración en la distribución del agua, ya sea funcionario de la ANA descentralizado u operador de sistema hidráulico, entre otros.

Proyecciones

Aún con la situación antes descrita, la ANA tomará en cuenta el pedido de Moquegua y Piura para atender con un plan de emergencia su crisis de estrés hídrico, más aún porque desde el punto de vista meteorológico, los pronósticos del Senamhi para los siguientes meses anuncian que no habrá mayor variante.
“Es probable que las condiciones secas se mantengan todavía durante el mes de diciembre. Si bien van a presentarse periodos de humedad, estos serán muy localizados y deficientes para revertir la situación”, señaló el director de Meteorología Sinóptica del Senamhi, Nelson Quispe.
Incluso, el último boletín de monitoreo de condiciones secas y húmedas de esta misma institución señala que, para enero de 2017, la lluvia seguirá siendo deficitaria en la sierra de Piura, Lambayeque, Cajamarca y La Libertad, así como para algunas zonas de la sierra de Arequipa, Tacna, Moquegua y parte de Puno.
Y aunque las circunstancias actuales todavía no superan los límites históricos, el director de Hidrología Aplicada del Senamhi, Waldo Lavado, asegura que “existen las condiciones para hacerlo”.
“No podemos decir todavía que afrontamos una sequía pero sí que toda la sierra del Perú sufre por un déficit hídrico que se agravaría si es que continúan las condiciones secas durante enero, febrero y marzo, meses en los que la lluvia llega a sus picos más altos”, explica Lavado.
Por otro lado, la situación obliga a plantear si el Perú requiere construir más reservorios para embalsar el agua que llega en las épocas de lluvia y aprovecharlas al máximo, de tal manera que evitemos que millones de metros cúbicos terminen en el mar.
“Sí, el Perú necesita que se construyan por lo menos diez nuevos reservorios que estarían distribuidos a lo largo de la Costa. El Estado no puede permitirse seguir retrasando la ejecución de esos proyectos”, enfatiza De la Torre.
También se requerirá que todos los peruanos empiecen a cuidar el agua, porque su ausencia afecta la sanidad, la economía, el bienestar en general.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario