Salud en Casa - Contáctanos: 959034747 - Salud en Casa - Contáctanos: 959034747

viernes, 3 de febrero de 2017

Casos de infecciones vaginales aumentan 50% en verano

A continuación una infografía sobre cómo debe ser la higiene íntima de la mujer cuando va a la playa y piscina.
La República.pe.- El calor, la humedad y el uso de prendas sintéticas como la ropa de baño, ocasionan durante la época de verano que las secreciones vaginales normales se acumulen y permitan la colonización de bacterias y hongos que producen irritación e infecciones, así lo indica Carlos Zúñiga Uriarte, médico ginecólogo y vocero de Nosotras. 

“Una mala rutina de higiene íntima y usar productos de limpieza que no son especialmente formulados para la zona íntima, pueden causar infecciones en cualquier época del año. Pero en verano, es aún más importante ser más cuidadosos y mantener balanceado el pH ácido y la frescura de esta zona, pues la probabilidades de padecer una infección vaginal aumenta en un 50%”, alerta el médico. 
Por ello, el especialista  brinda algunas recomendaciones para disfrutar del verano, sin poner en riesgo nuestra salud:  
1. La zona íntima  tiene una temperatura más alta que el resto del cuerpo. Durante el verano, el aumento de la temperatura ambiental puede generar sudoración, malos olores e irritación. Por ello, es importante mantener la ropa interior libre de humedad. Si te encuentras fuera de casa por tiempo prolongado, una excelente opción es emplear protectores diarios que mantenga seca el área de la zona íntima. Debes cambiarlos  3 veces al día como mínimo. 
2. A la hora de asearte usa un jabón adecuado para la zona íntima. Los jabones de tocador perfumados cuentan con pH alcalino ideal para el resto del cuerpo pero no para la zona genital que tiene pH ácido. Emplea jabones íntimos neutros formulados especialmente para esta zona, como el Jabón íntimo Nosotras Frescura Extrema, que permiten un óptimo estado de limpieza y frescura para prevenir irritaciones, además de no remover la flora bacteriana normal. 
3. Limpia con delicadeza la zona íntima luego de ir al baño. Puedes utilizar pañitos húmedos, elaborados específicamente para esta zona, para  remover cualquier impureza  y así  evitar que queden gérmenes que puedan ocasionar irritaciones e infecciones y refrescar la zona 
4. Durante el periodo menstrual cambia regularmente tus toallas higiénicas, (mínimo 4 veces al día) para mantener el área limpia y fresca. Si usas tampones debes cambiarlos cada 4 
5. La  ropa interior debe ser de algodón y cambiarse a diario. Asimismo, evita las prendas sintéticas como pantalones muy ajustados, que predisponen el desarrollo de infecciones. Además, evita las duchas vaginales (salvo prescripción médica) porque pueden eliminar microorganismos necesarios para proteger la vagina y provocar sequedad. 
6. Lávate las manos con jabón antes de realizar la higiene íntima para evitar contaminar la zona genital. No utilices una esponja ni nada similar porque puede resultar un nido de gérmenes.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario