Salud en Casa - Contáctanos: 99295-0635 - Salud en Casa - Contáctanos: 99295-0635

viernes, 17 de marzo de 2017

Lima puede ser declarada en emergencia si persisten fuertes lluvias y huaicos

}

Por : Fernando Leyton 

Diario La República.- El gobierno confirma que evalúa medida y hoy decide si la aplica. Crecida del Rímac provoca colapso de puente en San Juan de Lurigancho. Otros 5 ríos se mantienen en alerta roja. Vías principales se cerraron por precaución.


Entre lodo y calles anegadas, Lima intentaba ayer recuperarse de la catástrofe del miércoles, pero la naturaleza –severa ante la prevención insuficiente– volvió a lastimarla sin clemencia. Las avenidas inundadas, los deslizamientos y los desbordes marcaron el inicio y el final de un nuevo día de miedo y destrucción.
Desde temprano, el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) advirtió que cinco afluentes cercanos a la capital se encontraban en alerta roja, entre ellos los ríos Mala, Huaura, Lurín, Chancay-Huaral y Santa Eulalia.
En todos ellos se superaron los límites "permitidos" de los caudales. Con esas condiciones, la jornada ya se anunciaba alarmante.
Alrededor de las 4 de la tarde, el caudal del río Rímac alcanzó un pico de 88 metros cúbicos por segundo, muy por encima de su promedio habitual. La fuerza del agua se incrementó a tal grado que hizo colapsar el Puente Solidaridad, en la cuadra 17 de la Av. Malecón Checa.
Dicha estructura peatonal, que unía los distritos de San Juan de Lurigancho y El Agustino, fue construida apenas hace siete años, durante la segunda gestión del alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio.
En la víspera, el propio burgomaestre había asegurado que no existía riesgo de colapso en los puentes que se ubican sobre el río Rímac.
Ayer en la mañana, el presidente Pedro Pablo Kuczynski visitó una zona cercana para evaluar los daños provocados por el desborde del río Huaycoloro. Desde allí sostuvo que "no era necesario declarar una emergencia nacional" porque los problemas, "por ahora", son de ámbito local.

En la capital

Al caer la noche, con la desesperación de miles por volver a casa, empezó el caos en la ciudad: pasos peatonales cerrados, tránsito interrumpido en vías principales, congestión vehicular y alarma por nuevos huaicos.
Después del colapso del Puente Solidaridad, en plena hora punta, Kuczynski ordenó cerrar la vía de Evitamiento desde el puente Habich en dirección al Centro de Lima.
Minutos más tarde, desde el local del COEN, el presidente confirmó que se está evaluando declarar Lima en emergencia. Precisó que la decisión se tomará hoy.
Hasta el momento, solo en el departamento de Lima se han registrado 2739 damnificados, 9550 afectados, dos muertos y 24 heridos. También se han reportado, según cifras oficiales, 354 viviendas colapsadas, 392 inhabitables y 1813 afectadas.
La falta de agua potable también se ha convertido en un problema para los limeños. La noche del miércoles, Sedapal había anunciado que suspendería el servicio en 27 distritos, pero que lo restablecería a las 4:00 p.m. de ayer.
Debido a los huaicos de anoche, sin embargo, a las 7:00 p.m. la empresa aplicó una nueva restricción. No precisó hasta cuándo se mantendrá.
En la mañana, un desborde del río Huaycoloro inundó casi por completo la zona de Carapongo y Las Torres, en Huachipa. Más tarde, la policía tuvo que cerrar la autopista Ramiro Prialé en dirección hacia Chosica y Huarochirí, donde tres quebradas se activaron en Nicolás de Piérola alrededor de las 3:30 p.m.
Mario Cassareto, subgerente de Defensa Civil de Lima, alertó que el material se descargaría en los ríos Rímac y Huaycoloro, lo que puede provocar un nuevo aumento en sus caudales.

Quedó atrapada

Uno de esos deslizamientos, ocurrido en la quebrada Corrales, provocó que la ministra de Salud, Patricia García, se quede atrapada a la altura del kilómetro 37 de la Carretera Central. En distintos tramos de su recorrido los vecinos exigieron que la vía sea declarada en emergencia por los constantes huaicos.
Durante un sobrevuelo por Punta Hermosa, la ministra del Ambiente, Elsa Galarza, alertó que un nuevo huaico caería en el centro poblado de Pampa Pacta. La funcionaria explicó que en este sector han activado quebradas después de 40 años y que el lodo ha llegado hasta los balnearios. "Es un aviso de lo que puede venir más adelante por el cambio climático y tenemos que estar preparados", advirtió Galarza.
También en Punta Hermosa, durante la mañana la policía confirmó una segunda víctima mortal en el distrito. Se trata de un menor de edad, que se suma a la niña de seis años fallecida el miércoles.

De día y de noche

Por la mañana, el río Chillón presentó un caudal de 28.30 metros cúbicos por segundo en la estación Obrajillo del Senamhi. Más tarde, la entidad informó que las fuertes lluvias provocaron la caída de su punto de monitoreo en la estación Puente Magdalena.
Dicho afluente, como no se veía hace mucho, se desbordó y generó una gran inundación a la altura del kilómetro 22 de la Panamericana Norte, en la zona de Trapiche. La Policía de Tránsito ordenó el cierre de la vía durante varias horas.
Decenas de viviendas quedaron bajo el agua en los asentamientos Tambo Río y María Auxiliadora, en Comas. El alcalde distrital Miguel Saldaña dijo que estos sectores deben ser evacuados, pero que no tiene terrenos para la reubicación.
Por la noche, los caudales de los ríos Rímac, Chillón y Huaycoloro se incrementaron. La población, asustada, durmió otra vez en alerta.
¿En emergencia?
  • Más rápido. Durante una emergencia, las entidades pueden ejecutar proyectos con mayor celeridad para atender a los afectados y rehabilitar infraestructura.

  • Candados. Además del sustento técnico, los proyectos y acciones a ejecutar deben tener "nexo directo de causalidad" con los eventos que los motivan.

  • Dinero. Cuando se destina un presupuesto extraordinario, este dinero solo se puede invertir en acciones vinculadas a la emergencia.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario