Salud en Casa - Contáctanos: 99295-0635 - Salud en Casa - Contáctanos: 99295-0635

jueves, 30 de marzo de 2017

Vídeo: población de zonas inundadas puede purificar agua usando pencas de la tuna

Agencia Andina- Un sencillo proceso de purificación del agua usando pencas (hojas) de la tuna puede convertirse en una herramienta de suma utilidad en las horas actuales para las poblaciones que sufren inundación y huaicos.


Se trata de un proyecto a cargo de la química y docente de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Elizabeth Espinosa Descalzo, quien hizo una demostración del sencillo proceso de purificación del agua.

La experta explicó que los contenidos sólidos más gruesos del lodo caen al dejarse el agua almacenada en un recipiente y sólo los más finos quedan en suspensión. 

Esta agua luego es mezclada con una solución de consistencia gelatinosa procedente del remojo de trozos de pencas de tuna, que luego de dejar el agua en reposo, la clarificará. Finalmente, el líquido puede ser hervido para su consumo.

Espinosa explicó que, si no se tiene medios para hervir, se puede envasar el agua final en botellas descartables para exponerlas a radiación solar directa durante seis horas, ya que la luz ultravioleta es capaz de reducir la población de microorganismos patógenos, un método llamado Sodis, recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS/OPS).

Aconsejó el empleo de pencas de tuna pues no se requieren personal calificado para trabajar este proceso. “Si se usara coagulantes/floculantes químicos primarios sería necesario determinar y aplicar las dosis adecuadas para que la calidad del agua sea la esperada”, precisó la docente.

Si se capacita a la población y se le proporciona los insumos necesarios, el agua de los ríos puede ser tratada para diversos usos por los mismos pobladores, añadió.

De esta manera , dijo, se evitarían los problemas logísticos que genera el transporte de agua potable desde otras zonas a las áreas golpeadas por los desastres naturales.

La propuesta planteada por la profesora Espinoza, en colaboración con la química Jenny Álvarez Bautista y el director del departamento académico de química analítica e instrumental, Fernando Anaya, incluye la participación de la Facultad de Química de la universidad, docentes y estudiantes.

La docente, junto con las autoridades de la facultad, busca presentar esta propuesta científica al gobierno del presidente de la República para ponerla en operación en diversos lugares del país.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario