Salud en Casa - Contáctanos: 959034747 - Salud en Casa - Contáctanos: 959034747

sábado, 22 de abril de 2017

La mitad de nacimientos en el país no han sido planificados

En Perú, solo 1 de cada 2 mujeres en pareja usa métodos anticonceptivos modernos. Expertos aseguran que sin planificación familiar, ellas están más expuestas a abortos inseguros y muertes maternas.

Por : Mariella Sausa 
Peru21.pe.- Mayra tiene 22 años y una hija muy inquieta que acaba de cumplir tres. Su embarazo la sorprendió a los 19 cuando estudiaba Educación en una universidad particular, la cual tuvo que dejar para dedicarse a su niña. Mayra se cuidaba con el método del ritmo, pero terminó encinta. Aunque ella es feliz con su hija y no se arrepiente de haberla tenido, asegura que si hubiera podido elegir habría optado por postergar su maternidad, pues ahora es madre soltera y debe trabajar para alimentar a su pequeña. Además, no ha podido retomar sus estudios.
Susana piensa lo mismo. Ella también hubiera preferido planificar su embarazo. Tenía 36 años cuando quedó embarazada por segunda vez. No lo había proyectado, acababa de terminar con su pareja y había perdido el trabajo. La noticia de que estaba gestando le cayó como un baldazo de agua fría. Sin pareja, sin dinero y sin trabajo, pero con un hijo que iba al colegio y otro que venía en camino, tuvo que ingeniárselas para salir adelante. Han pasado dos años, su bebé ya tiene un añito y Susana está saliendo adelante.
Mayra y Susana son parte de la abultada estadística de mujeres en el Perú que quedaron embarazadas sin proponérselo. Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) 2015, el 52% de las mujeres peruanas no deseaba quedar embarazada en el momento en que sucedió o hubiese preferido postergar su maternidad.
Las estadísticas muestran además que el acceso a la planificación familiar es un derecho al que aún no pueden acceder todas las peruanas, pues solo 1 de cada 2 mujeres en pareja usan métodos anticonceptivos modernos y su uso es aún más bajo entre las mujeres con menores ingresos económicos (46%) y entre aquellas que no completaron la educación primaria (37%).

Aún hay brechas



Susana Chávez, directora del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex), refirió que, pese a que el uso de métodos anticonceptivos ha mejorado mucho en los últimos años, el Perú sigue siendo uno de los países latinoamericanos con más bajos niveles de uso de estos métodos.

Refirió que ello se debería a que en el país el acceso a la planificación familiar aún se centra en las mujeres que tienen pareja y deja de lado a las mujeres solteras, haciendo que las brechas crezcan en determinados grupos de edad o zonas de residencia. Por ejemplo, entre las mujeres más jóvenes, las más pobres y las que viven en áreas rurales o en la Amazonía.
Chávez sostuvo que en el país la planificación familiar ha pasado a ser un gasto de bolsillo de la gente y no un servicio público, pese a que “está demostrado que invertir en anticoncepción es sumamente rentable y que el uso de métodos anticonceptivos es más efectivo para prevenir los embarazos a temprana edad, así como las muertes maternas”.

Menos oportunidades



Elena Zúñiga, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas en el Perú (UNFPA), sostuvo que la situación es peor entre las adolescentes menores de 20 años, pues la cifra de madres jóvenes está creciendo sostenidamente, pero el 60% señala que hubiera preferido postergar o evitar su gestación.

“Si las adolescentes no tienen la información correcta sobre cómo ejercer su maternidad y prevenir situaciones de riesgo, lamentablemente se enfrentan a un ejercicio forzado de su sexualidad que las puede llevar a tener un embarazo no deseado y una mala salud sexual y reproductiva”, manifestó.
Tras indicar que cada día cuatro niñas de menos de 15 años se convierten en madres, sostuvo que esta situación tiene consecuencias graves en la vida de las jóvenes, pues limita sus posibilidades de estudio y desarrollo, y las coloca en una situación de mayor dependencia e indefensión.
En ese sentido, Zuñiga insistió en que la planificación familiar es una herramienta eficaz para empoderar a las mujeres a que lleven una vida plena. “Sin embargo, en el Perú esta herramienta aún no llega a todas las mujeres y presenta muchas fallas”, dijo.

Tasas de Perú vs. Europa



Wieber de Boer, embajador del Reino de los Países Bajos, refirió, al respecto, que mientras en el Perú el promedio de las mujeres peruanas que se convierte en madre es entre los 18 y 24 años, en Europa la media sobrepasa los 30 años. “Esto quiere decir que las mujeres se convierten en madres después de terminar su educación y de manera mucho más planificada, cuando ya han invertido en la posibilidad de prepararse para tener un trabajo y un futuro mejor”, aseveró.

El diplomático sostuvo que la planificación familiar también puede disminuir la incidencia de abortos. En ese sentido, anotó que mientras en el Perú –según cifras oficiales– entre el 7% y el 8% de las mujeres accede a un aborto ilegal, poniendo en riesgo su vida, en los países europeos, con la política de acceso a la educación sexual y la planificación familiar, la cifra de abortos bajó al 0.2%.
“Se calcula que unas 5 millones de mujeres necesitan tratamiento urgente para salvar sus vidas después de malas prácticas y otras 80 mil mueren. Con la planificación familiar también se peden evitar esas situaciones”, puntualizó.

Campaña ‘She decides’



Precisamente para contribuir a cambiar esta realidad que afecta los derechos y condiciones de vida de las mujeres, los gobiernos de los Países Bajos (Bélgica, Suecia y Dinamarca), con el apoyo del UNFPA, lanzaron la campaña ‘She Decides’, que busca promover el apoyo político y financiero para mejorar el acceso de las mujeres a la planificación familiar.

Susana Chávez señaló que esta iniciativa es importante y vital no solo para planificar la vida de las mujeres, sino para garantizar su salud sexual y evitar más muertes maternas.
TENGA EN CUENTA
  • ‘She Decides’ es una iniciativa que promueve las contribuciones de gobiernos y el sector privado para proyectos que garanticen la planificación familiar y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.
  • La meta de la campaña es recaudar 600 millones de euros para mitigar el posible impacto de la disminución del financiamiento ocasionado por la política Mexico City Policy, impulsada por el gobierno de Donald Trump.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario